Los productos lácteos son la principal fuente de calcio para las personas, las proteínas de origen vegetal no pueden reemplazar a las de origen animal porque no contienen todos los aminoácidos esenciales.