El proyecto −apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)− contempla un prototipo de infraestructura productiva, un sistema de vigilancia solar y GPS, uso de chalecos protectores térmicos...