La investigación es de la Universidad Austral de Chile (UACh), con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA)