Sin duda la pandemia afectó mucho a nuestra pequeña agricultura, sobre todo en el primer año donde las restricciones de movilidad por las extensas cuarentenas, el poco acceso a insumos y la baja en la ventas.