Se trata del premio René Soriano Bórquez, que el Gremio entrega tradicionalmente a un profesional destacado del agro, en las distintas ediciones de la feria internacional SAGO Fisur, la cuál debió ser suspendida en sus últimas ediciones.