El cambio climático ha impactado de manera muy severa al sector silvoagropecuario y por ello es indispensable desarrollar estudios que permitan observar la nueva realidad y proyectar lo que ocurrirá a futuro.