En mayor o menor grado, el déficit hídrico registrado en época estival terminó afectando la recepción de leche cruda de la industria láctea mayor.