El estudio sensorial fue dirigido por Ignacio Subiabre, ingeniero en alimentos, máster en sistemas de producción animal e investigador de INIA Remehue.