Uruguay junto con Nueva Zelanda  y Argentina, presentan los mayores porcentajes de crecimiento a nivel mundial de la producción de leche