Los lácteos son un aporte a la salud cardiovascular, a la formación y conservación de la masa muscular, por su proteína de alta calidad y a la prevención de osteoporosis.