En el Congreso está radicado un proyecto de ley para reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, que cuenta con el impulso del gobierno del Presidente, Gabriel Boric, a través del Ministerio del Trabajo.