De esta revisión se pudo detectar que un 81% de las especies de las plantas con flores y coníferas nativas de Chile se encuentra bajo una categoría de amenaza