La idea consiste en automatizar un flujo de trabajo para predecir condiciones extremas de incendios forestales utilizando datos de pronóstico y comparando los resultados con datos de imágenes satelitales.