El trabajo de INIA en La Araucanía ha sido una palanca de desarrollo en distintos rubros. Hoy, gracias al Gobierno Regional, la fruticultura se transforma en una oportunidad para seguir avanzando y potenciando la agricultura.