La agricultura enfrenta múltiples desafíos, donde la innovación juega un rol protagónico para poder sobrellevar las cambiantes condiciones ambientales, los requisitos de los mercados y producir más con menores recursos de forma sustentable.