Tiene 57 años y es una madre orgullosa de su hijo adolescente que también vibra por su granja, frutales, aves y flores emplazadas en cuatro hectáreas muy bien administradas. Su crianza,