Actualmente, el equipo produce sus propios toros, inseminando al 60% del rebaño. El objetivo es llegar al 90%. Uno de los resultados más recientes proviene de la genética de Bruiser.