Las acciones para resguardar los frutales propensos a ser afectados por la Drosophila suzukii continúan en varias regiones del país.