Es importante estar atentos a las señales que presentan nuestras mascotas, pero también a las a acciones que como propietarios estamos haciendo para generar en ellos el estrés.