Gracias al apoyo de FIA y otras instituciones, la organización vende productos en todo el país –vía online y en sucursales – certificados como orgánicos, libres de gluten y con sal de mar.