Inundaciones, sequías, olas de calor o de frío, tormentas o vientos extremos, son solo algunos de los fenómenos que se han incrementado producto del cambio climático que afecta al planeta.