Con una colorida representación cultural-artística china se inauguró oficialmente la llegada de los primeros kiwis chinos a Chile