El proceso de astillado se realiza directamente en el bosque, y luego se traslada la astilla ‘fresca’ a la planta, lo que requiere de un estándar operativo de primer nivel.