Sábado
16/12/2017

INDICADORES


Prohíben importación de carne brasileña a Chile tras escándalo de adulteración
Así lo informó esta mañana el ministerio en su cuenta en Twitter, en donde dan cuenta de los motivos de la medida (Economía y Negocios Online-Valor Futuro).
20/03/2017


2122 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Prohíben importación de carne brasileña a Chile tras escándalo de adulteración

El Ministerio de Agricultura decidió cerrar las importaciones de carne bovina proveniente desde Brasil debido al escándalo de adulteración en el que habrían estado involucradas grandes empresas de ese país. Así lo informó esta mañana el ministerio en su cuenta en Twitter, en donde dan cuenta de los motivos de la medida.

"MinAgri anuncia cierre del mercado brasileño de carne bovina hasta tener detalles de eventual impacto en importaciones desde ese origen", señala la autoridad en su cuenta oficial en la red social. En este contexto, el ministro de la cartera, Carlos Furche, señaló que el "cierre del mercado brasileño de carne es temporal, hasta que ellos informen si hay frigoríficos autorizados para exportar a Chile".

El pasado viernes, una banda fue desbaratada en una operación realizada por la Policía Federal de Brasil, la que informó que entre sus miembros había fiscales sanitarios que eran sobornados por empresarios para flexibilizar la fiscalización, alterar fechas de vencimiento o adulterar carnes con agentes químicos, tanto para el consumo interno como para la exportación de carne bovina.

En la operación participaron 1.100 agentes de la Policía Federal desplegados en 7 de los 27 estados brasileños, que detuvieron a decenas de sospechosos, entre los que están ejecutivos de empresas como las multinacionales BRF y JBS, que figuran entre las mayores exportadoras mundiales de carnes.

Las irregularidades incluían autorizaciones para vender carne impropia para el consumo que era adulterada con productos químicos, productos con exceso de agua o almacenados en condiciones inadecuadas en los frigoríficos o el empaque en nuevas embalajes de productos cuyo plazo de validez había vencido.