Se trata de frambuesas que se venden bajo la marca James Farms. Copramar, exportadora y procesadora de frutas, se encargó de retirar los productos.