Alimentación correcta en los Equinos

Columna de opinión, Dr. Jorge Manuel Genoud, Médico Veterinario, asesor Veterinario (equinos) de la Sociedad Rural de Argentina (Mundo Agropecuario)

La alimentación  es imprescindible para: mantener la vida, permitir la reproducción de las especies, asegurar  el crecimiento, preservar una buena salud y permitir el desarrollo de ciertas actividades como el trabajo o el deporte. Como sucede con otros animales, la nutrición del equino  necesita contar con  un conjunto de sustancias básicas para satisfacer las necesidades o requerimientos  de su organismo, ellas son: proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas y agua.

Las características fisiológicas de  esta especie, comprenden: una masticación lenta y cuidadosa, un estómago de pequeña capacidad que tiene que vaciarse varias veces al día, un intestino delgado donde se realiza la digestión enzimática, y un intestino grueso, asiento del ataque microbiano y  fermentativo de los alimentos. Los alimentos  son reducidos a partículas más pequeñas por su aparato digestivo  con la finalidad de absorberlos e incorporarlos al torrente circulatorio para ser  distribuidos en todos sus órganos.

Una alimentación correcta  necesita encontrar una respuesta a las siguientes preguntas: 1) ¿Cuáles son los requerimientos o necesidades de nuestros animales?, 2) ¿Cuáles son los aportes que realizo para cumplimentar sus requerimientos? 3) ¿Cómo es la calidad del alimento suministrado? 4) ¿Cómo los distribuyo durante el día? 5) ¿Cómo es el consumo de los alimentos aportados? y 6) ¿Existe una buena asimilación de los nutrientes?

Alimentos

Los alimentos disponibles para los caballos, los podemos dividir en dos tipos:

  • forrajes
  • concentrados

Los forrajes incluyen: heno en sus diferentes presentaciones (suelto, fardos, rollos, pellets, etc.),  pasturas y silo.

Los concentrados se dividen en: granos de cereales, mezclas de granos, suplementos proteicos, vitaminas, minerales, melaza y aceites.

El heno constituye un volumen alimenticio importante, su digestión se realiza en el intestino grueso,  tiene un lento metabolismo y aporta poca energía (comparado con los granos)  para un animal que las necesita, como por ejemplo un caballo de deporte o trabajo. La fibra (celulosa) aportada por la pastura o el heno le  asegurará  el tránsito intestinal.

Las pasturas dependen de la zona y de la época del año, las naturales son bien utilizadas por los equinos. Las pasturas de buena calidad son una fuente  de proteínas, que dependen del estado de madurez de la planta y de las condiciones climáticas.

Entre los granos encontramos: avena, maíz, cebada, centeno, etc. Tienen  las siguientes  propiedades: 1) se digieren en el intestino delgado, 2) representan una fuente rápida y principal de energía, 3) Ocupan menor lugar en el aparato digestivo si lo comparamos con el forraje, y 4) Es una fuente importante en la nutrición del equino  con altos requerimientos energéticos, como por ejemplo: los deportivos.

Los suplementos  proteicos, se utilizan cuando deben proveerse proteínas adicionales para cubrir las necesidades de los equinos. Los suplementos se dividen, según su origen en: animales y vegetales. Los de origen vegetal, son los más comunes para alimentar a los animales, como por ejemplo: las harinas de semillas de oleaginosas. La harina de soja, es de alta calidad proteica, y es el suplemento favorito para el caballo en crecimiento. Los de procedencia animal, tienen origen en: carnes, productos lácteos, pescados, aves, etc. Son muy poco usados  y tienen el problema de su conservación.

La melaza es una muy buena fuente de energía, se la utiliza en muchas oportunidades, para aumentar la palatabilidad y disminuir la cantidad de polvo de la ración.

Los aceites vegetales, como el de maíz, son utilizados para suministrar energía en el caballo deportivo, contribuyendo además a mejorar el pelaje.

Principios generales de la alimentación

Existen un conjunto de normas generales para lograr una eficiente alimentación  Las mismas son los siguientes: 1) Calidad del alimento: debe ser óptima, no puede emplearse sustancias alteradas, mal conservadas, fermentadas o rancias, 2) Cantidad del alimento: debe ser ajustada a medida que aumentan las exigencias nutricionales y energéticas. La cantidad del alimento a administrar  debe ser expresada en gramos o  kilos y nunca  en volúmenes, como por ejemplo: “un jarro”, pues conduce a  serios errores,  3) Administración: es aconsejable valorar las individualidades como: gustos, hábitos, apetito, etc., 4) Cambios en la alimentación: deben ser realizados en forma paulatina.5) es conveniente evitar excesos y 6) La administración de agua, limpia y a voluntad, nunca debe ser olvidada.

Las exigencias de los distintos alimentos están en relación directa  con los requerimientos de los nutrientes calculados y recomendados para los distintos tipos de individuos, como: yeguas reproductoras (vacías, preñadas, y en lactancia), padrillos, potrillos, deporte, trabajo, etc.

Desde un aspecto práctico  el racionamiento  reviste diferentes aspectos, por ejemplo: un caballo de uso rural y  uno deportivo tienen  exigencias energéticas distintas. Uno que está suelto en el campo o sin realizar actividad física puede vivir en un pastura o alimentado con fardo o rollo, en cambio uno que realiza actividad física, necesita energía de buen volumen y de rápida obtención como la  que  brindan los concentrados y por eso se recure a darle una ración mixta basada en la  combinación de  forrajes y concentrados.

Usar forrajes o concentrados? La decisión de utilizar  forrajes (fardo, rollo, pastura), concentrados (granos, balanceados, vitaminas, minerales, aceite, etc.) o sus combinaciones, dependerá de: a) necesidades o requerimientos,     b)  características individuales del caballo (apetito, gustos, etc.), c) observación de su estado general y d)   rendimiento en su actividad.  Y siempre acompañada de agua fresca, limpia y a voluntad. Recordar: 1) la alimentación debe ser administrada de manera proporcionada y equilibrada de acuerdo a los requerimientos de cada animal y 2) una buena nutrición y la asimilación de los nutrientes se verán reflejados en los rendimientos y objetivos buscados.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password