Pequeños agricultores aprenden a cultivar en fibra de coco y ahorraran agua

La fibra de coco contribuye a la eficiencia hídrica, alcanzado desde un 35-40%  de ahorro, principalmente porque dentro de las propiedades de la fibra de coco esta la capacidad de retención de humedad (Mundo Agropecuario).

Agricultores del programa de Introducción del Cultivo Hidropónico de Hortalizas Bajo Invernadero en las comunas del Programa Territorial de Zonas Rezagadas ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi y financiado a través del Gobierno Regional y Subdere,  trabajan en  producción de  lechugas, tomates cherry, zapallitos italianos, berros bajo invernadero,  trabajo que se vio apoyado durante el año 2019 a través de días de campo y talleres.

Manejo de los cultivos sobre sistema de raíz flotante y en bolsas de cultivos de fibra de coco, estrategias agroecológicas y de exclusión orientadas al control preventivo de manejo de plagas y enfermedades fueron algunos de los temas abordados.

Trabajar en fibra de coco ha sido una forma de cultivar novedosa para los agricultores del programa, quienes además provienen de zonas de baja disponibilidad hídrica por lo que cultivar en fibra de coco ha sido una opción productiva “la fibra de coco viene a contribuir a la eficiencia hídrica, alcanzado desde un 35-40%  de ahorro, principalmente porque dentro de las propiedades de la fibra de coco esta la capacidad de retención de humedad que corresponde a casi el 200% por lo tanto, los riegos son menores y la fibra de coco retiene el agua. Debido a la baja fertilidad y calidad de los suelos que tenemos mayoritariamente en la Región, con muy poca capacidad de profundización la fibra de coco aporta beneficios físicos al sistema de raíces, favoreciendo el anclaje y un buen nivel de oxigenación y por consiguiente permite un adecuado desarrollo de los cultivos, tomates cherry y zapallitos italianos, experimentados en el Programa” explicó el agrónomo de INIA Intihuasi, Víctor Pizarro.

Edgardo Díaz director regional de INIA Intihuasi sostuvo que “el cambio climático nos desafía permanentemente a encontrar estrategias de adaptación, en este contexto, la ciencia, los conocimientos y las tecnologías tienen un rol preponderante, para que nuestros agricultores puedan desarrollar actividades productiva sostenibles, de tal forma mantener la producción de agro alimentos para la población. Desde INIA estamos contribuyendo fuertemente en este propósito, gracias al apoyo del Gobierno Regional de Coquimbo”.

 Por su parte el Seremi de Agricultura Rodrigo órdenes agregó «es muy importante las técnicas que como Ministerio estamos enseñando a nuestros agricultores, fomentando un trabajo agroecologico, sustentable y que permita optimizar el recurso hídrico. De esta manera a través de la vinculación entre INIA y el Programa de Zonas Rezagadas estamos potenciando la producción a pequeña escala, poniendo a disposición nuevas tecnologías y el conocimiento de nuestros investigadores, para alcanzar nuevos estándares productivos, permitiendo a nuestros productores optar a nuevos mercados».

A través de los talleres comunales se trabajó en terreno directamente con los 16 agricultores beneficiados y los equipos Prodesal de INDAP,  un trabajo que permite reforzar la labor realizada en los Días de Campo,  lo cual es complementado con asistencia técnica recibida  periódicamente en los predios.

Los agricultores han podido comercializar sus productos frescos de manera local y en ferias de distintas comunas de la Región,  quienes hoy se preparan  también para la participación en la Expo Peñuelas que se realizará durante el mes de febrero en Coquimbo.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password