Gremios prevén una reactivación del sector lácteo para este año

Pese a que el crecimiento en la producción nacional decayó en poco más de un 1%, las actuales condiciones climáticas, la preferencia por la leche y sus derivados chilenos, la baja en las importaciones y la nueva ley de etiquetado generan buenas expectativas para el sector (Diario Austral de Osorno).

Positivas expectativas mantienen esperanzados a los productores lácteos locales de un efectivo repunte del sector para este 2020, puesto que los balances arrojados durante el 2019 muestran una recuperación, aunque lenta, pero que se viene sosteniendo desde algún tiempo.

En general la producción mostró un quiebre a partir del último trimestre del año, junto con una recuperación de los precios pagados a los productores marcaron lo que fue el escenario del sector lechero durante 2019.

Pese a ello, durante el año que recién pasó también la bonanza fue contrarrestada con condiciones climáticas adversas que dificultaron la producción de forraje en la temporada, pero también se destaca el empuje demostrado por los productores, quienes a través de la optimización de procesos y la incorporación de nuevas tecnologías y genética, lograron evitar una caída mayor de la producción nacional.

Alza en el precio

El presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche, Eduardo Schwerter, explicó que en el 2019 se comenzó a mostrar un alza en el precio internacional de la leche, lo cual se debió a una importante disminución mundial en los productos lácteos, así como una sostenida demanda de China por éstos.

Este comportamiento del mercado lácteo también de cierta manera se trasladó a Chile y de septiembre en adelante se comenzaron a notar incrementos en los precios.

Además de ello, a nivel nacional se advirtió una clara preferencia de los consumidores por elegir productos lácteos elaborados con leche chilena, por lo que las distintas plantas que los procesan y venden, demandaron una mayor cantidad de materia prima local, más que la importada, que había tenido un alza significativa el 2017 y el 2018.

«Todo esto hizo que las industrias fueran aumentando su precio y entre septiembre y, octubre y noviembre del año pasado se registraron estos incrementos», dijo Schwerter.

En cuanto al papel jugado por las condiciones climáticas en el sector, señaló que la sequía del verano pasado, afectó significativamente el crecimiento de los pastos, por lo que la producción lechera disminuyó fuertemente, ya que las vacas debieron ser alimentadas con los pastos producidos para el invierno, afectando la disponibilidad de forraje para los meses venideros.

«El tema de las condiciones climáticas siempre está presente, ya que es un factor que no podemos controlar, pero sí podemos prepararnos de alguna manera para mitigar sus efectos en lo posible. En el 2019 esto causó efectos negativos, sumados a los años malos que traíamos de antes en cuanto a rentabilidad por bajos precios, confabuló para que la producción nacional sea menor a la del año anterior», sostuvo.

El presidente de Fedeleche estimó que esta baja será de un poco menos de un 1% que el 2018.

Indicó que esta cifra es baja, pero hay que pensar que en años anteriores siempre se registraban incrementos de un 4% ó 5%, ya que hay una capacidad instalada para lograr esos niveles, por lo que cualquier cifra negativa anual es significativa.

En cuanto a las proyecciones del sector para este año, dijo que si las actuales condiciones climáticas se mantienen con normalidad, con buena pluviometría y que genera buenas praderas, sumado a que si las buenas señales que ha dado la industria también permanecen, debiera gatillarse un incremento significativo para la producción.

Buenas expectativas

A nivel local, el presidente de Aproleche, Marcos Winckler, manifestó que el gremio ve con muy buenos ojos las expectativas para este año, ya que la información que manejan sobre los agricultores demuestra que el precio que se les paga por litro de leche ha estado en alza y que así continuará.

Explicó que entre las razones de ello están el aumento del consumo de lácteos tanto a nivel nacional como internacional, habiendo un incremento en las preferencias por los productos premium.

A eso se suma la nueva ley de etiquetado lácteo, que entrará en vigencia total el 1 de agosto de este año, lo que llevará a que los consumidores prefieran la leche chilena, por su calidad, tal como se ha visto en los últimos meses, donde la materia prima local está siendo valorada en el país y también en el extranjero, por su origen en base a libre pastoreo.

«Hay emprendimientos que están exportando, hay mercados como Dubái que están prefiriendo nuestra leche, existe un fenómeno de colocación de nuestra leche premium, de la mejor leche del mundo en distintas partes, tanto en Chile como en el extranjero, por lo tanto hay una mayor demanda que hace que los precios suban», manifestó.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password