Estudio concluye que tres comunas de la región de Biobío cuentan con miel única en el mundo

Investigación estableció que estas mieles cuentan con características nativas, endémicas, y de alta calidad que hasta ahora no habían sido descritas en la literatura científica (Mundo Agropecuario).

Un estudio realizado por el Laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal del Departamento de Ciencias y Tecnología Vegetal de la Universidad de Concepción (UdeC) concluyó que tres comunas de la Región del Biobío cuentan con miel única en el mundo. Se trata de Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío, que arrojaron un origen monofloral y bifloral con un porcentaje superior al 45%.

La investigación “Determinación del origen floral de miel natural de abeja de la región geográfica Biobío Cordillera” estableció que estas mieles cuentan con características nativas, endémicas, y de alta calidad que hasta ahora no habían sido descritas en la literatura científica.

Los resultados del estudio se dieron a conocer en la sede Los Ángeles de la UdeC con la asistencia del seremi de Agricultura, Francisco Lagos; el jefe del Laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal del plantel, Mauricio Rondanelli; la jefa de Fomento de INDAP Biobío, Pamela Vargas, y apicultores de la provincia.

Max Troncoso, investigador del Departamento de Ciencias y Tecnología Vegetal de la universidad, dijo que “los resultados más relevantes de la investigación es que encontramos nuevos hallazgos de mieles monoflorales, nativas y endémicas en las comunas de Antuco, Alto Biobío y Santa Bárbara, que son mieles únicas en el mundo”.

“Lo principales de estas mieles es que podrían estar heredando características de plantas que son únicas, como guindo santo, maqui y quillay. Si el maqui posee atributos antioxidantes, lo más probable es que esa miel esté heredando dichas propiedades, lo cual es muy beneficioso para las personas que la consumen”, agregó el académico.

Análisis a más de 200 colmenas

El estudio se desarrolló por cerca de dos años y medio, consideró 48 muestras de más de 200 colmenas y fue liderado por Mauricio Rondanelli, jefe del Laboratorio de Palinología y Ecología Vegetal de la UdeC, quien explicó que “este un proyecto de investigación asociativo cuya idea es valorizar las mieles Biobío Cordillera para obtener una denominación de origen”.

“La investigación estuvo enfocada en determinar el estudio floral de las mieles de las tres comunas de la Provincia de Biobío. Tomamos muestras de distintos apicultores de Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío con la única exigencia de que fueran colmenas no trashumantes, es decir, fijas del lugar, para que las mieles representaran las características del medio ambiente (suelo, agua, vegetación). De ahí comenzó el informe con las cosechas de verano y otoño de cada apicultor que se asoció al proyecto y partió nuestro análisis polínico de las muestras”, apuntó Rondanelli.

Esta investigación es el primer paso para el conocimiento de las mieles de la Región del Biobío, y la información obtenida permitirá investigar los atributos de estas mieles y prospectar otros sitios que pueden ser de importancia para la producción melífera.

Gran parte de los apicultores que se asociaron para facilitar sus colmenas al estudio de la UdeC son usuarios de INDAP. Uno de ellos, Leonardo Guíñez, dijo que con este resultado se ratifica que Santa Bárbara es la capital nacional de la miel. “Esto les va a dar un plus anexo a las mieles identificadas como únicas en el mundo y un toque gourmet a nuestros productos. Ahora vamos a poder envasar y darles otro marketing a nuestras mieles”, indicó.

Potenciar la Mesa Apícola

Durante 2017 se produjeron 1.746 toneladas de miel en la Región de Biobío, mientras que en 2018 la cifra aumentó un 3%, llegando a 1.800 toneladas. El 70% de la producción regional se ubica en la Provincia de Biobío, con 1.260 toneladas de miel.

En la Seremi de Agricultura valoraron los resultados de estudio, ya que es un factor determinante para fortalecer el rubro a través de la Mesa Apícola y abrir mercados. “Este análisis de mieles en las comunas de Antuco, Santa Bárbara y Alto Biobío nos muestra que son únicas y que cumplen con los requisitos de inocuidad alimentaria a nivel internacional”, indicó el seremi Francisco Lagos.

“Además, éste es el ejemplo de un trabajo encadenado entre instituciones públicas y privadas, las que encausarán este estudio a través de la Mesa Regional Apícola, porque tiene un interés no solo regional, sino también nacional”, agregó Lagos.

Encadenamiento productivo

Christian Castro-Benavente, especialista en miel e inocuidad alimentaria, quien está trabajando en un encadenamiento productivo con INDAP y pequeños apicultores de Santa Bárbara, destacó las propiedades de las mieles de Biobío Cordillera y el impacto que tendrá esta investigación para el proceso de Diferenciación y Caracterización de Mieles y para el mercado del fraccionado nacional y de exportación, dando una identidad de mieles sustentables, con potencial de denominación geográfica y de origen.

“Este resultado va a provocar un impacto nacional con los subproductos de la miel. Además, se está trabajando en una matriz de producción melífera bajo el concepto de abejas felices. Con todos los hallazgos de la UdeC también se espera lograr entrar con miel al retail nacional e internacional, a través de un encadenamiento productivo con INDAP, evaluando posibles mercados con ProChile y trabajando un acuerdo público-privado con la comuna de Santa Bárbara”.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password