Comité Público Privado Forestal analizó situación de plagas cuarentenarias en el género Pinus

Durante dos días representantes del sector público y privado conocieron la situación del Gorgojo de la corteza del pino, la avispa taladradora de la madera del pino y Fusarium circinatum (Mundo Agropecuario).

Durante dos días representantes del sector público y privado nacional del sector forestal, liderados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se reunieron, en Los Ángeles, para conocer y analizar la situación de las plagas cuarentenarias forestales que afectan al género Pinus, como el Gorgojo de la corteza del pino (Pissodes castaneus), la avispa taladradora de la madera del pino (sirex noctilio) y Furarium circinatum.

Al respecto, el jefe del Subdepartamento de Control de Plagas Forestales del SAG, Marcos Beeche, explicó que, en esta oportunidad, el Comité Técnico analizó y discutió diversos aspectos relacionados con plagas cuarentenarias asociadas a los pinos en Chile, como por ejemplo el fortalecimiento de la vigilancia del control de Pissodes castaneus, producto de su reciente detección en la comuna de Puerto Varas.

Por su parte, Claudio Goycoolea, gerente de CPF (Consorcio de Protección Fitosanitaria), indicó que “en este Comité analizamos todos los problemas sanitarios en bosques de pino, por lo cual es muy relevante que el sector privado, las universidades y el sector público, podamos coordinarnos para proteger nuestro patrimonio sanitario y tomar decisiones importantes para el trabajo que realizaremos en el caso de determinadas plagas”.

En el caso de Pissodes castaneus – plaga de origen europea- el profesional del SAG informó que ésta fue detectada en nuestro país el año 2013 por funcionarios de la institución en la comuna de Futaleufú. Su estrategia de control se fundamenta en el control biológico clásico, para lo cual el SAG, con el apoyo de la CABI (Instituto de Investigación de Control Biológico de Suiza), desarrolló un programa, logrando de forma exitosa la introducción al país del enemigo natural de esta plaga, por lo que el “desafío es masificar el control biológico del gorgojo de la corteza de tal forma que el avance de la plaga vaya a la par de su controlador biológico”, dijo.

En nuestro país existe una superficie de un millón 186 mil hectáreas de plantaciones comerciales de pino aproximadamente, de las cuales unas 366 mil se encuentran en la Región del Biobío.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password