Asesores de programa de manejo de frutales INDAP se capacitan como monitores BPA en manejo de fitosanitarios

El director regional del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), Patricio Urrutia Ramírez, señaló que es sumamente importante la generación de capacidades sobre todos los consultores agrícolas (Mundo Agropecuario).

Alrededor de 30 profesionales y técnicos agrícolas, asesores del programa de manejo de frutales de INDAP de la Región Aysén para el desarrollo de la agricultura familiar campesina de ese territorio, fueron capacitados por la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Productos Fitosanitarios Agrícolas (Afipa) como monitores de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el manejo de fitosanitarios. El curso fue financiado gracias al aporte del Gobierno Regional de Aysén.

En la capacitación –que se realizó en Coyhaique y tuvo una duración de 40 horas– los participantes de INDAP y del Programa de Desarrollo Local (PRODESAL), provenientes de comunas tan distantes como Lago Verde o Villa O´Higgins, pudieron desarrollar diversas actividades prácticas que les aportarán en sus programas de asistencia para trabajar de modo sostenible, considerando las acciones preventivas de Manejo integrado de Plagas (MIP) y todas las medidas de BPA establecidas para la protección de las personas y el medio ambiente.

“La capacitación les ha entregado las herramientas para poner en práctica los principios de BPA asociados a la aplicación de fitosanitarios, las que les permitirán apoyar, asesorar y orientar adecuadamente a nuestros usuarios pertenecientes al segmento de la pequeña agricultura”, dijo el encargado del rubro frutícola de INDAP de la Región de Aysén, Jorge Huichalaf Roa.

El director regional de INDAP de la Región de Aysén, Patricio Urrutia Ramírez, señaló que es sumamente importante la generación de capacidades sobre todos los consultores. “Hemos hecho un llamado, a través de todas las líneas de financiamiento que tiene INDAP, para que nuestros asesores técnicos puedan crecer junto con los programas que van buscando inversión o mejoras productivas, pero además en la Región de Aysén tenemos como desafío grande la generación de capacidades en todos los profesionales de las instituciones públicas y externas”.

El director agregó que esta capacitación se enmarca dentro de los lineamientos de INDAP a nivel nacional, el Ministerio de Agricultura y el gobierno del presidente Piñera en cuanto a poder transferir capacidades a los profesionales y técnicos, generar trabajos asociativos, desarrollando atributos de valor en los trabajadores y canales de comercialización diferenciados para productos, como los agrícolas.

Mejores competencias

Jorge Huichalaf Roa resaltó que el equipo de INDAP de la Región de Aysén está comprometido con la calidad, especialmente con la inocuidad de los productos agrícolas. Por ello, quieren actuar con responsabilidad en el medio ambiente natural del que forman parte (Patagonia), con énfasis en la protección de los usuarios que a diario utilizan o podrían llegar a utilizar fitosanitarios como parte de su proceso productivo. En este punto, dijo, se detectó una brecha de conocimiento importante en los profesionales y técnicos vinculados a la agricultura familiar campesina, por lo que INDAP ha puesto en práctica un conjunto de acciones remediales que contribuirán a mejorar positivamente las competencias técnicas y formativas en este grupo.

Por otra parte, el profesional manifestó que la capacitación realizada por Afipa superó ampliamente las expectativas iniciales de los participantes, “sobre todo porque tuvo un fuerte componente práctico que puso en acción toda la información que se entregó en las clases, que fueron muy dinámicas y participativas. El paso siguiente es poder generar las instancias para que nuestros usuarios accedan a cursos de capacitación e idealmente acreditación respecto del uso y manejo seguro de fitosanitarios”, especificó.

Finalmente, Jorge Huichalaf detalló que el programa de manejo de frutales de INDAP de la Región Aysén se centra en la producción frutícola de zonas extremas, que se encuentran en distinto grado de desarrollo y evolución. “Desde usuarios de INDAP que poseen frutales en la tradicional huerta casera para el autoconsumo y esporádicas ventas locales, de frutos como frutillas, arándanos y frambuesa, hasta aquellos que se encuentran vinculados al proceso de exportación, como sucede en Chile Chico con las cerezas”.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password