Agricultores brasileños evitarían pérdidas por US$ 23,6 mil millones gracias a cultivos transgénicos

El estudio realizado entre el 2005 y 2018 concluye además, que los cultivos transgénicos resistentes a insectos plaga permitió ahorrar a los agricultores brasileños 144 millones de litros de combustibles y para la próxima década se espera que se dejen de utilizar 294 millones de toneladas de insecticidas (Mundo Agropecuario).

Cultivos transgénicos de algodón, maíz y soja resistentes a insectos plaga, conocidos como cultivos Bt, permitirán que los agricultores brasileños eviten pérdidas por US$ 23,6 mil millones durante los próximos 10 años. Esto debido al aumento de productividad esperada (US$ 19,3 mil millones) y a la disminución de los costos de producción (US$ 4,3 mil millones).

Esta información está incluida en el estudio «Impactos económicos, sociales y ambientales de la tecnología de plantas resistentes a insectos en Brasil: análisis histórico, las perspectivas y los retos del futuro”.  El trabajo, encabezado por el Consejo de Información sobre Biotecnología (CIB) en asociación con Agroconsult, evaluó cultivos transgénicos resistentes a insectos de algodón, maíz y soja y los comparó con sus contrapartes no transgénicas. Según el estudio, desde 2005 hasta 2018, estos transgénicos han generado un beneficio adicional de US$ 5,9 mil millones para los agricultores brasileños.

También se concluyó que entre 2005 y 2018, debido a los cultivos transgénicos resistentes a insectos, se produjeron 55,4 millones de toneladas más de algodón, soja y maíz.

Entre 2005 y 2018, el cultivo de transgénicos resistentes a insectos contribuyó a reducir en 122 mil toneladas el volumen de insecticidas aplicados en el campo, o prácticamente 50 mil toneladas de ingredientes activos. Esto a su vez permitió utilizar menos maquinaria y se ahorraron 144 millones de litros de combustible, que es el equivalente al retiro de 96 millones de automóviles de las calles por un año. Para la próxima década, esta contribución, podría ser aún mayor, ya que se prevé un ahorro de más de 294 millones de toneladas de insecticidas.

Beneficios en el campo, la balanza comercial y la economía

Según la directora ejecutiva del Consejo de Información sobre Biotecnología (CIB), Adriana Brondani, Brasil es uno de los países más beneficiados por las semillas transgénicas resistentes a los insectos. «Producir granos y fibras en clima tropical es una tarea difícil ya que hay insectos en abundancia; es precisamente por eso que la tecnología Bt dio tanto resultado en nuestro país».

El material muestra, además, que la adopción de la tecnología impacta en los costos de la actividad y en la productividad. Es posible observar, por ejemplo, que, al pasar del sistema convencional al de plantas transgénicas resistentes a insectos, el valor gastado con insecticidas cae de forma sustancial en todos los cultivos analizados, especialmente en el cultivo del maíz verano, en el cual la economía es de hasta R $ 210 por hectárea (aprox. 57 dólares), reducción de hasta 61,1%.

Para el director ejecutivo de Chilebío, Miguel Angel Sánchez, el caso brasileño muestra fehacientemente los beneficios que genera la utilización de semillas transgénicas resistentes a insectos plaga. “Por un lado, los agricultores disminuyen considerablemente las pérdidas por culpa de los insectos plaga, beneficiándose económicamente y, por otro lado, se contribuye con el medio ambiente al disminuir el uso de pesticidas, maquinarias y combustible. Es decir, se ha utilizado la tecnología para avanzar hacia una agricultura más sostenible”.

El informe también realiza una mirada a la situación social, pues se generaron más de 49 mil puestos de trabajo en los diversos sectores de la economía brasileña durante el período analizado. También se observaron niveles más elevados y más rápida evolución del Índice de Desarrollo Humano (IDH) en los municipios relevantes para la producción de soya, maíz y algodón. «Es posible identificar así el carácter estratégico de la tecnología Bt para el desarrollo de la actividad agrícola en Brasil, influenciando directamente la calidad de vida y la renta de la población. En consecuencia, es de extrema importancia que toda la cadena productiva preserve la eficiencia de las semillas resistentes a insectos plaga porque, de lo contrario, esos beneficios estarán en riesgo», comenta por su parte, Adriana Brondani, directora ejecutiva del CIB.

Para mayor información: https://conteudo.cib.org.br/estudo-impactos-do-bt

 

 

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password