Piden acelerar proyecto que obliga a dueños de predios forestales a contar con planes de prevención

Senador Navarro advirtió que si las condiciones meteorológicas de olas de calor se repiten este verano se corre el grave riesgo de propagación de los incendios forestales (Senado.cl).

Su preocupación por la proliferación de condiciones meteorológicas, denominadas “olas de calor” durante este verano, expresó el senador Alejandro Navarro, quien recalcó la necesidad de acelerar el trámite del proyecto de su autoría que modifica la Ley de Bosques para establecer la obligación de elaborar planes de prevención y combate de incendios forestales a los dueños de predios con aptitud forestal.

La iniciativa se encuentra cumpliendo su primer trámite, en la Comisión de Agricultura, con el análisis pendiente de las indicaciones.

El legislador manifestó que “las olas de calor propagan incendios rápidamente, por lo tanto, legislar para establecer una gran distancia entre bosques y viviendas es esencial”.

Recordó que ya se han registrado “hasta 35 grados de temperatura en algunas regiones del país; si en algún lugar a esto se suma un 30% de humedad en el ambiente y más de 30 nudos de velocidad en el viento, se creará una condición que los expertos consideran extrema, ante la aparición de un incendio forestal”.

“Esto es preocupante”, prosiguió, “pues el fenómeno de las olas de calor ha llegado para quedarse según los científicos. Y fueron estas las que ayudaron a propagar los incendios forestales del 2017 en nuestro país, en Grecia y Portugal y este año en California, y que provocaron la muerte de cientos de personas”.

“Y ante la temporada de verano, nuevamente el fantasma de los incendios forestales acecha a miles de familias de Chile, en particular de las zonas con bosques de pinos y eucaliptus, quienes temen que todo se vuelva a repetir, más aún cuando se anuncian olas de calor para los próximos días”, enfatizó.

De acuerdo al senador Navarro, “es por ello que sigo insistiendo con el proyecto (Boletín 9810-01) que ingresé el año 2014, y que busca establecer una distancia de 500 metros entre las plantaciones de pinos y eucaliptos, con lugares habitados y carreteras, de forma de cortar eficazmente el avance del fuego”.

“Ya que estamos a la espera de un verano muy caluroso, con humos y fuegos que ya han aparecido en diversas partes, por lo que aquí no solo se requiere la contratación de avionetas y helicópteros; aquí se requiere un carácter preventivo”, agregó.

“Es necesaria la cooperación de los privados”, agregó, “de los dueños de las forestales para que se cree una franja de protección de 500 metros que mitigue las posibilidades que las llamas se propaguen a los hogares y las carreteras, pues no podemos arriesgar a la gente a caer en una trampa mortal”.

“Por ello espero que el Gobierno de Sebastián Piñera le de urgencia a nuestro proyecto, de forma de establecer por ley dicha distancia entre las viviendas y los bosques, única medida efectiva de protegerse frente a los incendios; en caso contrario y como ya lo hemos repetido, nosotros mismos junto a los vecinos, cortaremos los árboles cercanos a las casas, pues no queremos que ningún otro chileno o chilena pierda la vida ni por la desidia de las autoridades y las forestales”, finalizó el senador por la Región del Biobío, Alejandro Navarro.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password