INIA e INRA Francia trabajan en proyecto global de genómica para producir frutales resistentes a virus

La directora del área de Virología del Instituto INRA en Francia, Véronique Decroocq, estuvo un mes trabajando en el laboratorio de biotecnología de INIA La Platina y asegura que los resultados a futuro se ven prometedores (Mundo Agropecuario).

Expertos estiman que anualmente los virus de las plantas causan una pérdida de aproximadamente 50 mil millones de euros en todo el mundo. La reciente identificación de los factores genéticos de la planta requeridos para la infección por virus, junto con el desarrollo de herramientas genómicas funcionales en varios cultivos económicamente importantes, ofrece nuevas oportunidades para proteger los cultivos contra enfermedades virales. Con el objetivo de implementar una estrategia común de resistencia a los virus en especies frutales, el Instituto Francés de Investigaciones Agrícolas (INRA) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Chile se asociaron para participar del proyecto global TESS (Targeted engineering of stone fruit tree genomes for resistance to sharka) que integra a diferentes institutos de investigación a nivel mundial. En ese contexto, la directora de investigación del área de virología de INRA en Burdeos, Dra. Véronique Decroocq, visitó nuestro país junto a otros dos integrantes de su equipo de trabajo, donde estuvieron un mes colaborando con el laboratorio de Biotecnología del Centro Regional de Investigación INIA La Platina, el cual es liderado por el investigador Dr. Humberto Prieto.

Uno de los objetivos principales del proyecto TESS es aprovechar las últimas herramientas biotecnológicas para manipular las interacciones planta / virus hacia la resistencia del huésped y, de este modo, enfocar la investigación a las necesidades de la industria de la fruta, en este caso de los carozos y las aplicaciones de reproducción. El programa se beneficia de los equipos de investigación multidisciplinarios que incluyen genómica, cultivo de tejidos, biología molecular, virología y fitomejoramiento. La originalidad de TESS es probar el modo genérico de interferencia de virus con su huésped durante la infección y utilizar esta información para implementar una resistencia duradera en las especies de árboles frutales perennes.

“Nuestro objetivo es identificar y modular la expresión de genes del huésped que son utilizados por el virus Plum pox virus (PPV), de forma que éste ya no pueda utilizarlos haciendo a la planta resistente. La idea es combinar este objetivo junto con el desarrollo de una estrategia de reproducción de ciclo rápido para acelerar la producción de cultivares resistentes a virus”, apunta Véronique Decroocq.

Durante su estadía en Chile, Véronique Decroocq realizó una charla explicativa del proyecto TESS y de su trabajo en edición génica en INIA La Platina, la que tuvo como título “Resistencia a Sharka en frutales de carozo: tecnologías genéticas y genómicas para nuevas estrategias de reproducción”.

Plum pox virus (PPV) es el virus causante de la sharka (viruela en noruego), uno de los más dañinos y complejos que afectan a frutales de carozo y está presente en Chile. Para su control y erradicación, la Dra. Decroocq afirma que “la alternativa es producir material resistente al virus y ese es nuestro objetivo para el futuro. El virus puede seguir presente en el huerto o en hospederos silvestres, pero si el cultivo es resistente está a salvo. Cuando apareció el virus sharka en América del Norte hace 20 años no sabían cómo controlarlo y la solución en ese momento fue cortar todos los árboles, lo cual claramente no es recomendable excepto si estamos frente a una emergencia fitosanitaria”.

Respecto al trabajo realizado en Chile junto a INIA, la experta destaca el nivel profesional que ha visto en la institución y dice sentirse muy a gusto por lo complementario del trabajo del laboratorio de biotecnología de INIA La Platina y del de INRA en Burdeos. “Quedamos muy impresionados con el trabajo que realizan en INIA a nivel científico y también en difusión. Tuvimos la suerte de participar en la actividad de Puertas Abiertas, donde cualquier persona puede conocer el trabajo completo que se realiza en INIA lo cual es maravilloso. Sobre el laboratorio de biotecnología es muy interesante el trabajo que se hace aquí y nos parece muy complementario respecto a lo que hacemos en Francia, donde estamos más enfocados en desarrollar, por trabajos de genética y mejoramiento convencional, nuevos materiales con resistencia natural a esta enfermedad. Lo que hacen aquí en INIA nos permite hacer ingeniería de algo que no hacemos en Burdeos, porque el contexto hoy en día en Europa no es favorable para la transformación genética de plantas, ya que es muy difícil captar fondos para ese tipo de trabajo”, explica la Dra. Decroocq.

La investigadora se mostró muy cómoda en nuestro país y espera que la colaboración entre INRA e INIA sea permanente y que no dependa de un proyecto en particular. “Me gusta Chile, hay un montón de diversidad climática y de paisajes en comparación con Francia, especialmente si comparas el norte con el sur. Para nosotros es muy fácil venir y quedarnos por semanas y meses porque la cultura no es muy diferente a la nuestra. A pesar de que ha hecho mucho calor durante estos días, en Francia se vive algo similar en verano y la verdad es que ahora no tenemos muchas ganas de volver porque allá estamos muy cerca del invierno (ríe). Estamos muy felices con esta colaboración y esperamos seguir compartiendo conocimientos y avanzar en los objetivos propuestos. Estamos muy conformes porque aquí en INIA se trabaja muy bien y nos recibieron excelente desde el comienzo”.

Según explica Véronique Decroocq, la siguiente etapa del proyecto de investigación será la evaluación de resultados de las pruebas tomadas en Chile y Francia, la cual no debiera finalizar antes de tres años. El programa TESS tiene una duración de cuatro años en los cuales el intercambio de profesionales de INIA y Centros de Investigación europeos será permanente.

La Dra. Veronique Decroocq es una científica con amplia experiencia en fitomejoramiento, genética y genómica, tanto para bosques como para árboles frutales. Desde 1998 que la Dra. Decroocq trabaja como investigadora en el INRA en las divisiones de virología y sanidad vegetal, en mejoramiento genético de árboles frutales.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password