Implementación de buenas prácticas y protección a los polinizadores

  • Implementación de buenas prácticas y protección a los polinizadores

La polinización es un proceso fundamental en la obtención de alimentos, mediante el cual se fecunda el óvulo de una flor, haciendo posible la obtención de frutos y semillas. Ésta puede ser realizada por vectores bióticos como aves, insectos, murciélagos y abióticos como agua o viento, siendo los insectos los principales polinizadores (Mundo Agropecuario).

Las abejas son los insectos que por excelencia participan en esta labor, por lo que poseen una gran importancia económica y ecológica en los agroecosistemas.  De hecho, gran parte de los alimentos que hoy en día se consumen y comercializan masivamente, dependen directa o indirectamente de la polinización realizada por abejas. Por ello la importancia de su cuidado y la implementación de buenas prácticas agrícolas y apícolas, para su protección.

Informes de la FAO indican que el correcto manejo de la polinización puede aumentar el rendimiento de los cultivos en una media significativa de hasta 24 por ciento, mejorando la producción de alimentos de 2.000 millones de pequeños agricultores en todo el mundo.

También de acuerdo a la organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura (FAO), entre 235.000 millones y 577.000 millones de dólares de la producción mundial de alimentos está supeditada a la contribución directa de los polinizadores. Es más, tienen un papel determinante en la biodiversidad, ya que casi el 90 por ciento de todas las plantas que florecen dependen, en cierta medida, de la polinización realizada por animales.

Por lo anterior, es importante considerar siempre lo siguiente:

  • Generar y estrechar lazos de cooperación entre agricultores y apicultores.
  • Promover la investigación científica para generar mayor conocimiento sobre la salud de los polinizadores.
  • Implementar Manejo Integrado de Plagas.
  • Conocer y proteger a los polinizadores de sus terrenos y protegerlos con plantas y flores que les aseguren polen y néctar.
  • Los agricultores deben conocer a sus vecinos apicultores e informar las fechas de aplicación de plaguicidas para no afectar a las colmenas.
  • Los apicultores deben seleccionar las abejas reinas que provean mayor diversidad genética y salud a la colmena.
  • Con la idea de proteger a las abejas melíferas, los apicultores deben monitorear el impacto potencial del clima y la presencia de patógenos y enfermedades para brindar el tratamiento adecuado y oportuno.
  • Los agricultores pueden mejorar el hábitat de los polinizadores, sembrando cercas vivas con flores alrededor de los cultivos y manteniendo zonas de seguridad sin aplicación de agroquímicos.

Recomendaciones básicas para la protección de polinizadores a través de Buenas Prácticas Agrícolas en el uso de fitosanitarios:

  • Determinar la mejor combinación de metodologías para el manejo de plagas. Implementar medidas culturales, que hagan de su cultivo un hábitat menos favorable para las plagas.
  • Monitorear a las poblaciones plaga para determinar si los niveles justifican el tratamiento con fitosanitarios.
  • Leer atentamente la etiqueta de los fitosanitarios que desea utilizar en el cultivo y estar seguro de comprender y ejecutar todas las recomendaciones descritas en ella.
  • En cultivos atractivos para polinizadores, escoger los fitosanitarios NO tóxicos o menos tóxicos para ellos.
  • Si el cultivo depende de las abejas para polinizarse, realizar aplicaciones nocturnas y evitar aplicar fitosanitarios para el control de plagas en épocas de floración. Comunicarse con el apicultor prestador de servicios días antes para que proteja sus colmenas.
  • Nunca aplicar cerca o directamente sobre colmenas no protegidas. Evitar que se produzca deriva fuera del cultivo durante las aplicaciones de insecticidas líquidos y en polvo o durante el tratamiento y siembra de semillas.
  • Informarse acerca de la cantidad de colmenas que hay en su localidad (solicitar información de registro de apiarios en oficinas SAG). Si va a realizar una aplicación de fitosanitarios, avisar días antes a los apicultores que se ubican en un radio de aproximadamente 5 kms.
  • Identificar la hora de inicio y término del pecoreo (recolección de néctar) de los polinizadores en su área, para evitar aplicaciones durante ese período. Aplicar en horarios donde las abejas no vuelen.
  • Reconocer el comportamiento y los signos de las abejas afectadas por enfermedades u otros.

“La agricultura sustentable requiere de una polinización efectiva y el uso responsable de fitosanitarios, señala M. Elvira Lermanda, gerente general de Afipa.  Nuestro trabajo comunicacional y de capacitación busca mejorar las buenas prácticas y constituyen un importante soporte y apoyo para los trabajadores agrícolas”.

Comentarios

Comentarios

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password