Viernes
22/09/2017

INDICADORES


Destacan experiencia exitosa de producción intensiva de forraje en la Región de Magallanes
Esta experiencia va en línea con los esfuerzos para mejorar la competitividad del sector bovino, de la mano con inversiones por parte de las plantas frigoríficas de la región para modernizar las líneas de faenamiento (Mundo Agropecuario).
11/09/2017


618 veces leida    BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Destacan experiencia exitosa de producción intensiva de forraje en la Región de Magallanes

Con el objetivo de conocer una experiencia exitosa de intensificación en la producción de forraje para ganado ovino y bovino en la Región de Magallanes, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, visitó las dependencias de la Estancia Cerro Guido, que ha sido pionera en la incorporación de tecnología y maquinaria agrícola para la producción de alfalfa, avena y otro tipo de cultivos en la comuna de Torres del Payne.

 

Tal como explicó Alejandro Reyes, ingeniero agrónomo de la estancia, los resultados experimentados en ese lugar son un referente para los productores de la Región de Magallanes, producto de la cantidad de hectáreas cultivables y materia seca obtenida, así como el retorno económico de la inversión al evitar la pérdida de peso en los animales durante el período de invierno y potenciar así el aumento de la ganancia de peso por animal vivo.

 

De hecho, uno de los desafíos está en incrementar el peso del animal para superar el peso histórico de destete y de novillo, ya que el rango en la región de peso al destete es de 170 a 200 kilos, resultando como desafío para la industria obtener animales a los 18 meses con un peso que va entre los 380 y los 420 kilos, lo que se ha conseguido principalmente para el mercado europeo y chino, gracias a la implementación del programa “Bases para la producción bovina de Magallanes”, a cargo del instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA).

 

Para el Ministro Furche, “esta es una experiencia importante de producción mucho más intensiva que el promedio de la ganadería en la región, aquí hay condiciones particulares de disponibilidad de suelos para siembra de cultivos forrajeros suplementarios y condiciones climáticas que también lo permiten. Esta es una experiencia que le agrega valor y potencialidad a la ganadería de la provincia de Última Esperanza y marca un camino para poder replicarlo. Desde el punto de vista del Ministerio de Agricultura tenemos posibilidades a través de la Comisión Nacional de Riego de apoyar proyectos que permitan desarrollar una ganadería más productiva con la disponibilidad de los recursos hídricos”.

 

Esta experiencia va en línea con los esfuerzos realizados para mejorar la competitividad del sector bovino, que va de la mano con las inversiones realizadas por parte de las plantas frigoríficas de la región para modernizar las líneas de faenamiento para vacunos según los requerimientos del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

 

Y es que el esfuerzo en el cuidado del patrimonio fito y zoosanitario ha permitido que nuestro país exporte carne ovina a mercados tan exigentes como el europeo y norteamericano a lo que se suma la apertura de nuevas oportunidades para la carne bovina en China, mercado al que la industria regional ya ha realizado exportaciones, gracias al trabajo realizado mancomunado entre el sector público y el sector privado. De hecho, la región de Magallanes cuenta con la única planta faenadora de bovinos autorizada por el SAG que cuenta con la autorización para realizar exportaciones a Europa y China.

 

En la región, según el último censo agropecuario de 2007, existen en torno a 141.000 cabezas de ganado bovino.